martes, 7 de junio de 2016

La evolución de nuestro razonamiento moral

He encontrado interesante la teoría evolutiva del desarrollo moral de Lawrence Kohlberg-

Tomo de Wikipedia:

Kohlberg aplica el concepto piagetiano de desarrollo en estadios del desarrollo cognitivo al estudio del juicio moral. Define el juicio moral como un proceso cognitivo que permite reflexionar sobre los propios valores y ordenarlos en una jerarquía lógica. Además, para desarrollar este juicio moral es necesaria la asunción de roles, que se refiere tanto a la capacidad de ponerse en el lugar del otro, como de poder observar la situación problemática desde una perspectiva de tercera persona, o como un otro generalizado. Las situaciones problemáticas generan un desequilibrio en la vida de la persona. Lo que deberá hacer es buscar restaurar el equilibrio, clarificando sus creencias y justificando su decisión.1
Kohlberg descubrió que el razonamiento moral parece evolucionar y complicarse progresivamente a lo largo de la adolescencia y hasta la edad adulta joven, ya que depende del desarrollo de ciertas capacidades cognitivas que evolucionan según una secuencia invariable de tres niveles, cada uno de ellos compuesto de dos estadios morales distintos. Utilizó el concepto “estadio” para referirse a la manera consistente que una persona tiene de pensar sobre un aspecto de la realidad. Estos se caracterizan porque implican diferencias cualitativas en el modo de pensar, cada uno es un todo estructurado, forman una secuencia invariante y son integraciones jerárquicas. Cada etapa refleja un método de razonamiento frente al planteamiento de dilemas morales. La metodología empleada para determinar en qué estadio se encuentra una persona es la “Entrevista sobre el Juicio Moral”, que consiste en proponer tres dilemas morales hipotéticos (comprensibles) y realizar una serie de preguntas directas para identificar en qué estadio se encuentra la persona. No importa mucho el contenido de la respuesta, sino la forma, es decir, el razonamiento empleado. El caso propuesto más conocido es el dilema de Heinz.1
  • Kohlberg afirmaba que a pesar del vínculo estrecho entre desarrollo moral y desarrollo cognitivo, el crecimiento de este último no era suficiente para garantizar el desarrollo moral, y que la mayoría de los adultos nunca llegarían a pasar de la etapa 5 del desarrollo moral.

Moral preconvencional[editar]

Se da entre los 4 y los 11 años de edad; sin embargo, cabe la posibilidad de que algunos adolescentes y adultos se encuentren en este nivel. Se caracteriza porque las personas actúan bajo controles externos. Obedecen las reglas para evitar castigos y obtener recompensas o por egoísmo.

Etapa 1[editar]

Esta etapa o estadio fue definido por Kohlberg como la de "orientación hacia el castigo y la obediencia". En esta etapa la bondad o maldad de un acto depende de sus consecuencias. En ese sentido, los actos que el niño realiza son siempre pensando en evitar el castigo. El niño no logra entender que el castigo es una respuesta posible ante hacer algo malo; simplemente toma el castigo como una acción que ocurre automáticamente después de hacer el mal. Más aún, el pensamiento cognitivo del niño está limitado, pues éste se encuentra en la etapa preoperacional o iniciando la etapa de las operaciones concretas. En esta línea, su pensamiento es más intuitivo que lógico.2

Etapa 2[editar]

Etapa 2: búsqueda de la justicia
Esta etapa fue definida por Kohlberg como la de "hedonismo ingenuo". En esta etapa las personas siguen las reglas con fines egoístas. Se valoran los actos en función de las necesidades que satisface. El niño todavía está enfocado en la moral material. Dentro de esta etapa, surge un nuevo estándar de juicio: la justicia.En este sentido, se piensa que si alguien tiene una razón para hacer una acción, se debe juzgar al individuo sobre la base de esa razón y no por la voluntad arbitraria que la figura de autoridad posea.2 Más aún, los individuos que pertenecen al segundo estadio ya no creen que el castigo surja inmediatamente después de la mala acción, sino que el hacer algo malo implica hacer algo malo a alguien y esto supone un castigo que responda al crimen.

Moral convencional[editar]

Este nivel de juicio moral suele surgir a partir de la adolescencia. Es la moral que la mayoría de personas poseen, y consiste en un enfoque desde la perspectiva de uno mismo como miembro de una sociedad, es decir, se tiene en cuenta lo "socialmente esperado".1

Etapa 3[editar]

El desarrollo del estadio 3 marca la entrada del preadolescente o adolescente en el nivel de razonamiento moral convencional.2 Definida por Kohlberg como la etapa de "orientación del niño bueno". En esta etapa los actos se valoran según complazcan, ayuden o sean aprobados por los demás. Se evalúa la intención del actor y se tiene en cuenta las circunstancias.Dicho de otra forma, en este estadio la motivación para actuar moralmente guarda relación con acciones que persigan los intereses personales sin dañar a otros y se espera más de uno y de los demás.2 El niño entiende la reciprocidad en términos de la regla de oro (si tú haces algo por mi, yo haré algo por ti).

Etapa 4[editar]

Esta es la etapa de la "preocupación y conciencia sociales". En ella se toma en consideración la voluntad de la sociedad reflejada en la ley: lo correcto es la obediencia a la norma, no por temor al castigo sino por la creencia de que la ley mantiene el orden social, por lo que no debe transgredirse a menos que haya un motivo que lo exija.El tipo de razonamiento de esta etapa se desarrolla durante la segunda mitad de la adolescencia y tiene como características el ser una etapa altamente equilibrada. Además, usualmente es la etapa más alta a la que llegan los adultos. Sin embargo, la crítica a esta etapa residen en su dificultad para dar una respuesta convincente al problema planteado por Kolhberg, ya que, por un lado, aboga por las leyes y normas; pero, por otro lado, también considera los derechos humanos básicos. En este sentido, se genera un conflicto entre leyes y derechos, conflicto que las personas en el estadio cuatro no logran resolver del todo, pues deben escoger o entre la adhesión a la ley o la desobediencia.2

Moral postconvencional[editar]

Este nivel de desarrollo moral consiste en un enfoque desde una perspectiva superior a la sociedad. La persona que llegue a este nivel ve más allá de las normas de su propia comunidad, llegando a los principios en los que se basa cualquier sociedad buena. Muy pocos adultos consiguen tener un juicio postconvencional.1

Etapa 5[editar]

Se trata de la etapa de la "orientación del contrato social". Las personas piensan en términos racionales, valoran la voluntad de la mayoría y el bienestar de la sociedad. Las leyes que comprometen los derechos humanos o la dignidad son consideradas injustas y merecen desafío. Sin embargo, la obediencia a la ley se sigue considerando mejor para la sociedad a largo plazo.

Etapa 6[editar]

La sexta etapa del desarrollo moral según Kohlberg es la de "moralidad de principios éticos universales". El individuo define el bien y el mal basado en principios éticos elegidos por él mismo, de su propia conciencia. Se basan en normas abstractas de justicia y respeto por todos los seres humanos que trascienden cualquier ley o contrato social. Se actúa de acuerdo a normas interiorizadas y se actuará mal si se va en contra de estos principios.

Revisión de la teoría[editar]

Con el tiempo Kohlberg planteó una séptima etapa o etapa cósmica, propia de personas que alcanzan un razonamiento moral basado en un pensamiento ético y religioso que envuelve una perspectiva y una vivencia cósmica y existencial de la vida y del mundo, reservado para personalidades como Gandhi , Martin Luther King o Martín Lutero. También rectificó sus afirmaciones de que no todos los adultos alcanzan las máximas etapas de desarrollo moral: plantea Kohlberg que sí llegan, pero la aplican en diferentes planos y en circunstancias específicas de su vida.

miércoles, 16 de abril de 2014

El afecto en los primates

Según reporta la BBC, hasta ahora situaciones afectivas sofisticadas, por ejemplo la angustia de un conyuge ante su pareja agonizante, solo se habían visto en humanos y chimpancés.
Nuevamente aquí el antropocentrismo debe ceder y vemos a más parientes cercanos con niveles de expresividad conmovedores

domingo, 18 de septiembre de 2011

La singularidad y su impacto en los negocios José Elías

La evolución es un proceso acelerado que conduce a una situación de cambio de velocidad infinita, lo que se llama la singularidad.
El dominicano José Elias da una buena visión de ese proceso y de como todo evoluciona, de una forma cada vez más acelerada y abstracta.
El patrón evolutivo, desde el big bang hasta el presente y lo que vendrá según lo presentó en la jornada de Genexus
http://www.events.genexus.com/portal/hgxpp001.aspx?16,73,1247,O,S,0,,2070


También vale la pena visitar su site
www.eliax.com

sábado, 25 de junio de 2011

Sexo, evolución, revolución

La lógica de la evolución humana, es decir de su historia, es la de una gradual liberación del mandato de nuestros genes egoístas. El cerebro está cada vez menos dispuesto a ser un mero instrumento optimizador de la replicación genética. Por eso las formas de sexo alternativas a la heterosexualidad resultan una revolución que gradualmente se va legitimando y erosionando las doctrinas antiguas que refuerzan todo lo que lleve a "creced y multiplicáos".
La semana pasada Naciones Unidas se pronunció contra la represión en todo el mundo a los homosexuales, un avance histórico.
Ayer Nueva York legalizó el matrimonio igualitario. En el largo plazo será exactamente igual cualquier opción sexual. La evolución cultural es el tránsito desde el feroz castigo de Sodoma y Gomorra a la igualdad. En ese camino esta semana trajo un nuevo hito.

Nueva York aprobó la ley de matrimonio igualitario
Se convirtió en el sexto estado de los Estados Unidos en permitir la unión legal entre personas del mismo sexo.


El Senado del estado de Nueva York, al que pertenece la ciudad homónima, se convirtió el jueves pasado en el sexto y más poblado donde se permite el matrimonio entre personas de un mismo sexo.

El anuncio fue realizado por el presidente, Barack Obama, quien destacó que las parejas homosexuales "merecen tener los mismos derechos" que cualquier otra en el país. La medida fue anunciada en el medio de un acto para reunir fondos para la campaña con miras a la reelección del mandatario.

La ley fue aprobada por 33 votos a favor y 29 en contra en lo que fue una votación tensa. Después de que cada legislador explicó y emitió su voto, la ley fue proclamada por el Senado y celebrada por militantes de asociaciones defensoras de los derechos de la comunidad homosexual.

El voto decisivo estuvo a cargo del senador republicano Stephen Saland, quien remarcó que "lo correcto es tratar a todas las personas con igualdad y esa igualdad incluye al matrimonio".

La ley había sido propuesta la semana pasada por el gobernador de Nueva York, el demócrata Andrew Cuomo, y fue sometida a un intenso debate en el que cada legislador votó según su conciencia.

Esto permitió casos como el del legislador demócrata del Bronx, el reverendo Rubén Díaz, quien votó en contra mientras que su compañero, Gustavo Rivera, votó a favor y declaró estar "orgulloso de que Nueva York haya enviado el mensaje alto y claro de que no tolera la desigualdad".

La medida ya había sido aprobada en la Asamblea Legislativa (de mayoría demócrata), pero necesitaba la sanción del Senado, controlado por los republicanos.

"El texto enmendado protege las libertades religiosas sin crear ninguna excepción especial que penalice a las parejas del mismo sexo o que no reciban un trato igualitario", señalaron desde la organización Neoyorquinos Unidos por el Matrimonio.

Otros estados que permiten el matrimonio entre personas del mismo sexo son Massachusetts, Nueva Hampshire, Vermont, Connecticut y Iowa, y la ciudad de Washington DC, mientras que en California se había sancionado la medida pero fue derogada tras un referéndum.
25 de junio de 2011 11:57